Linux: qué es el software libre y por qué puede ser mejor que instalar Windows

Linux, sistema operativo libre

Linux es un sistema operativo libre y gratuito que consume menos recursos que Microsoft Windows, el OS más usado del mundo. Sin embargo, todavía sigue la idea de que es algo para programadores, expertos y usuarios muy avanzados. Algo que, con el paso del tiempo y las distintas versiones que existen, fue cambiando.

El problema suele ser que todavía se habla con mucha terminología técnica y el usuario final puede perderse en ella. ¿Cómo se empieza a usar Linux? ¿Qué son las “distribuciones”? ¿Cuál conviene? ¿Qué es el software libre?

Este tipo de preguntas respondieron 10 divulgadores, en su mayoría docentes, en el nuevo libro “Breve guía sobre distros” (abreviación de “distribución” que se usa en la jerga).

“Es usual que al comenzar con software libre te recomienden utilizar tal o cual programa (por ejemplo Libre Office en vez de Microsoft Office, Gimp en vez de Photoshop, Audacity para editar audio) pero en algún momento te encontrás con la palabrita esa «Linux» y se abren otras preguntas”, cuenta a Clarín Matías Bordone Carranza, licenciado en Ciencias de la Computación y Profesor en Informática.

Acá, el docente responde algunas preguntas clave para entender por qué en muchos casos usar Linux puede ser una mejor opción que Windows.

Linux, sistema operativo basado en software libre. Foto; Shutterstock

Linux, sistema operativo basado en software libre. Foto; Shutterstock

─¿Qué es una «distro»? ¿Por qué hay distintas «distribuciones» de Linux?

Una distro es una versión de Linux. GNU/Linux es un sistema operativo, es decir, el programa principal de las computadoras al que se le instalan otros programas encima para hacer otras cosas (un navegador de internet, juegos, aplicaciones varias, etc). Por ejemplo en los celulares como sistema operativo algunos usan Android, otros usan Iphone (IOs). Cuando los compramos lo primero que hacemos es instalarle un programa de mensajería, redes sociales, etc. En el caso de las computadoras es igual, Windows es un sistema operativo, otro es IOs de las Mac y otro es GNU/Linux. En el caso de Linux lo usual es que tengamos distintas «versiones» con distintos nombres, por eso nunca vemos un «Linux» instalado, sino un Ubuntu, un Debian, etc, cada una con un conjunto de programas y sus diferencias. De hecho, Android, es una versión de Linux.

─En el ideario colectivo Linux es una cosa experta para programadores o para instalar en servidores. ¿Por qué se coaguló esta idea? ¿Sigue siendo así esto?

─Creo que no va a afectar a la comunidad de software libre asumir que en los 90 la mayoría de las versiones de GNU/Linux no eran muy amigables con los usuarios más generales, lo que hizo que se pensara que Linux era “difícil”. Un intento, para mí exitoso, de acercar Linux a los usuarios fue precisamente Ubuntu bajo el lema “Linux para seres humanos”. Lo que hicieron fue basarse en otra versión llamada Debian, modificar y ajustar el entorno de escritorio Gnome (algo así como la interfaz gráfica, lo que muestra la pantalla) para que sea lo más sencilla de usar posible. Mucha agua pasó bajo el puente y hoy en día hay muchas más distribuciones “amigables”.

─¿Por qué usar Linux?

─Cada uno tiene sus motivos para hacerlo, pero les puedo compartir por qué yo uso Linux y creo que es una buena idea compartirlo. Mi computadora anda mas fluida y estable (rápida y sin colgarse, chau cuelgues). Me olvidé de tener problemas con los virus ya que casi no hay virus para Linux. La instalación de programas es mucho más sencilla en general ya que todas las distribuciones de GNU/Linux tienen una especie de Play Store donde buscás programas y los instalás directamente. Puedo personalizar el aspecto de mi escritorio completamente de manera sencilla (bueno, más sencilla que en Windows). Las actualizaciones no sólo me actualizan el sistema sino también todos los programas, además me deja hacerlo cuando quiero y no cuando quiere “el sistema”. No hace falta instalar programas extras ya que Linux viene con muchos programas ya incorporados

Ubuntu, una de las distribuciones más populares de Linux

Ubuntu, una de las distribuciones más populares de Linux

─Además es gratis, esto no es menor.

─Claro, aunque no lo nombramos muchas veces, usualmente el software libre está disponible gratuitamente, de manera legal y sin virus, por lo que este es un motivo no menor para utilizarlo. De hecho algunas empresas e instituciones educativas usan software libre para reducir los costes de licencias, pasar los controles legales además que se independizan de proveedor (cualquiera puede hacer soporte sobre software libre).

─También hay razones más filosóficas detrás del uso del software libre, cuentan en el libro.

─Claro. Los programas libres son programas hechos por una comunidad de gente pensando en la gente, a su vez que está disponible para todos para usarlo, modificarlo y compartirlo. Esta forma colectiva de vivir la tecnología es lo primero que me llamó la atención y de hecho digo colectiva porque también hay mucha gente dispuesta a ayudar.

─¿En qué casos recomendás usar Linux?

─Usar software libre en general y Linux en particular cubre las necesidades de cualquier usuario medio para el uso cotidiano de oficina u hogareño. A fin de cuentas la mayoría usa principalmente internet para esto en Linux tenes los navegadores Firefox e inclusive podes instalar el Chrome (de Google), si bien no lo recomiendo también viene Zoom, Skype y muchos otros programas que mucha gente usa también se pueden instalar en Windows. Inclusive la tienda de juegos más famosa Steam tiene versión para Linux también.

El software libre y el Grupo Clementina

El Grupo Clementina creó el manual de distribuciones de Linux durante la pandemia. Foto Sol Vassallo

El Grupo Clementina creó el manual de distribuciones de Linux durante la pandemia. Foto Sol Vassallo

Los grupos que difunden software libre suelen tener fundamentos para sostener un uso alternativo al que las lógicas del mercado y, en particular, del copyright, suelen dictar.

Sin embargo, muchas veces no queda del todo clara la importancia de tener, al menos como alternativa, una opción “libre” que no sólo puede también ser gratuita, sino mucho más que eso.

─¿Por qué es importante el concepto de «software libre»?

─En general cuando un programa es creado por alguien (programadores individuales o una empresa), estas personas creadoras deciden qué es lo que pueden o no hacer los usuarios con dicho programa. Eso es lo que se conoce como licencia del programa. Dicho de otro modo la licencia es lo que dice el autor que podemos y no podemos hacer con ese programa (o libro, o video, o…etc). Por ejemplo, si yo compro Windows, la licencia de Windows dice que tengo permiso para usar esa copia en una sola computadora y que no lo puedo compartir con nadie (entre muchas otras cosas / restricciones ).

─El software libre rompe con esta idea tradicional que se maneja en la industria informática. ¿Cómo?

─Ante este tipo de condiciones hay un grupo de personas que creen que los programas deberían permitir 4 cosas: la libertad de usar el programa, con cualquier propósito (uso), la libertad de estudiar cómo funciona el programa y modificarlo, adaptándolo a las propias necesidades (estudio), la libertad de distribuir copias del programa, con lo cual se puede ayudar a otros usuarios (distribución) y la libertad de mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie (mejora).

─Y esto se traduce en programas como el navegador Firefox.

─Claro, los programas con licencias que respetan estas cuatro libertades son llamados Software Libre. Hay muchos programas que son libres además de Firefox, como LibreOffice, Linux, Obs studio, Audacity. No todo programa que se descarga de internet gratuitamente es libre, tiene que respetar estas libertades. Para sacarse la duda lo mejor es ir a la pagina de Wikipedia del programa y fijarse que licencia tiene.

Las Conectar Igualdad vienen con Huayra, distribución argentina de Linux con fines educativos. Foto Juano Tesone

Las Conectar Igualdad vienen con Huayra, distribución argentina de Linux con fines educativos. Foto Juano Tesone

─¿Por qué en el libro dicen que es mejor usar software libre en computadoras destinadas a educación como las Conectar Igualdad?

─Hay ríos de tinta sobre esta pregunta, pero podría marcar algunas de las más importantes. En primer lugar, su precio accesible: si bien libre no es necesariamente gratis, la mayor parte del software libre usado en educación sí lo es, por lo que se pueden reducir los costos, a su vez que los estudiantes pueden descargar y usar el mismo programa que ven en la clase. Por otro lado, una cuestión de valores: la escuela ha de enseñar a los estudiantes valores y estilos de vida que beneficien a toda la sociedad. La propuesta del software libre presenta un grupo de valores sobre lo que es producir y compartir conocimiento y eso nos beneficia a todos.

─En el libro se explica, además, que el software libre se adapta a las necesidades de los usuarios.

─Claro, usar software libre permite ver que existen opciones de programas para resolver los problemas, por lo que se puede hablar por ejemplo de un “Procesador de texto” en vez de Word, y de esta manera también mostrar que uno elige lo que quiere usar de manera que más se adecúe a sus necesidades. Además, el software libre favorece que los estudiantes aprendan cómo funcionan las computadoras y el propio software.

─¿Algún ejemplo?

─Sí, cuando el estado peruano quiso entregar computadoras a sus estudiantes se encontraron que Word no viene en Guaraní (uno de los idiomas oficiales del país) por lo que decidieron usar Libre Office, un Office libre y lo modificaron para agregarle el idioma guaraní. Esa modificación la incorporó luego el Conectar Igualdad para usar Office en guaraní con los estudiantes que tienen esa lengua materna.

Android está basado en Linux: es una de sus tantas distribuciones. Foto Bloomberg

Android está basado en Linux: es una de sus tantas distribuciones. Foto Bloomberg

“Breve guía sobre distros” está elaborado por miembros del Grupo Clementina: Valentin Basel, Matías Eduardo Bordone Carranza, Barbi Couto, Iris Amalia Fernández, Delfina Sofía Martín, María Eugenia Núñez, Lila Pagola y “Rikylinux”. Se descarga gratis acá.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s