“Microsoft y Estado, asunto separado”: Conectar Igualdad reaviva la polémica sobre si las netbooks del Estado tienen que venir con Windows

Depósito de computadoras de Conectar Igualdad en el Correo Argentino. Foto Archivo Clarín – Juano Tesone

Luego de que el Gobierno anunciara la vuelta de Conectar Igualdad, el programa estatal que entrega computadoras a estudiantes, la licitación por la compra de equipos disparó una polémica: si deben venir con Windows y Office o con Huayra, un sistema operativo (SO) de software libre desarrollado en Argentina y pensado para estudiantes.

El principal problema de esta discusión es que suele darse en torno a tecnicismos que ocultan un trasfondo político: si es apropiado que las políticas de Estado se desarrollen en conjunto con grandes empresas como, en este caso, Microsoft. Y, sobre todo, qué tipo de soluciones (y problemas) puede traerles esto a los estudiantes a la hora de usar las netbooks.

Según lo que se desprende del boletín oficial, las computadoras vendrán con lo que se conoce en informática como dual boot, es decir, “doble arranque”: cuando se prende la netbook, el sistema da la opción de qué SO elegir.

Jaime Perczyk, ministro de Educación, explicó esta decisión a Clarín: “Creemos que los chicos tienen derecho a tener acceso a lo que usa casi todo el resto de la sociedad [en referencia a Windows]. Creemos en la igualdad de derechos: defendemos la soberanía del software libre, pero también los derechos de los chicos».

Ministro de Educación, Jaime Perczyk, en una entrega computadoras a estudiantes a fines del año pasado. Foto Clarín

Ministro de Educación, Jaime Perczyk, en una entrega computadoras a estudiantes a fines del año pasado. Foto Clarín

El principal argumento oficial es que Windows es el sistema operativo más usado en el mundo, con un 74% de la cuota del mercado que comparte con MacOS y las otras distribuciones de Linux.

Sin embargo, que las Conectar Igualdad vengan con los dos sistemas operativos no resuelve la ecuación para los activistas del software libre, que prefieren el diseño del Plan Juana Manso (sólo venían con Huayra).

“La experiencia previa del doble booteo demostró que no se usaba Huayra, no por decisión personal sino por costumbre. Pero es una costumbre arraigada tras décadas de lobby de Microsoft. No existe un derecho a decidir cuando hay una presión corporativa detrás”, explica a Clarín Sergio Rondán, docente de escuela primaria y militante de software libre del colectivo Cybercirujas, que se dedica al reciclado de equipos en desuso y su optimización a través de alternativas a Windows.

“Decir que ‘Windows abre las puertas al mercado laboral’ es totalmente falaz, es una idea arrastrada desde los años 90, cuando justamente en Estados Unidos Microsoft tuvo un montón de juicios por posición monopólica. Repetir esto es desconocer cómo funciona, por un lado, el mundo IT actual y por el otro, la escuela como espacio de construcción de conocimiento”, critica Rondán.

Además, agrega un punto: muchas tareas de productividad se realizan actualmente en un navegador como Google Chrome, Firefox o Edge. “La mayoría de las tareas que se realizan con una computadora hoy en día se hacen a través de aplicaciones web que funcionan en cualquier SO. El usuario que quiere ‘usar el SO”, es decir, tocar cosas y experimentar, ya es otro tipo de usuario, no es el común”, agrega.

Sigue leyendo

Así se hizo Forza Horizon 5, uno de los videojuegos del año: “Buscamos que sea una postal interactiva”

Forza Horizon 5 es un videojuego de carreras. Pero a diferencia de los clásicos como Daytona, Out Run Pole Position, cuenta una historia que nos deposita en una recreación tan perfecta de México que va desde las playas de Tulum hasta las calles de Guanajuato con un nivel de detalle gráfico y una jugabilidad digna de la actual generación de consolas.

Playground Games, un estudio británico de más de 180 personas, trabajó durante los últimos tres años en la quinta entrega de una saga que intenta hacernos sentir parte de un mundo y nos invita a explorarlo a través de más de 500 autos, desde clásicos como un Ford Mustang de 1968 hasta super-autos que superan los 350 Km/h.

La quinta entrega de la saga está destrozando récords: ya superó los 4.5 millones de jugadores en PC Xbox y se convirtió en el lanzamiento más exitoso de la historia de Microsoft hasta la fecha.

“Somos un equipo de mucha gente y es un desafío coordinar el trabajo, pero es como si todos tirásemos en la misma dirección: todos los miembros del equipo entienden el objetivo final”, cuenta a Clarín Mike Brown, director creativo del juego.

Junto a Gareth Harwood, director técnico artístico, contaron cómo se desarrolla un juego con un mapa tan grande, de qué manera recrearon los lugares icónicos de México y cómo consiguen modelar autos clásicos, de esos que casi no se consiguen en ningún garaje del mundo.El juego está disponible en Xbox y PC, en Game Pass. Foto Captura en PC

El juego está disponible en Xbox y PC, en Game Pass. Foto Captura en PC

Sigue leyendo

El día que Bill Gates descubrió la web, cómo aplastó a la competencia y por qué 25 años después ya nadie usa Internet Explorer

Bill Gates, cofundador de Microsoft

─Obligar a Microsoft a incluir Netscape en nuestro sistema operativo es como pedirle a Coca Cola que incluya 3 latas de Pepsi en su pack de 6.

Bill Gates fue, durante mucho tiempo, CEO de Microsoft. Con 37 años logró consagrarse en la cima del mundo: durante los 90, la compañía que cofundó junto a su amigo de la infancia Paul Allen fue la primera vendedora de software que logró una facturación anual de más de mil millones de dólares.

Para 1992 la empresa ya valía 4 mil millones y Gates se había convertido por aquel entonces en la segunda persona más rica de los Estados Unidos. Todo esto a cambio de un alto costo.

Su imagen pública quedó asociada a lo peor del capitalismo, el exceso de riqueza, la inequidad y prácticas abusivas de mercado que le valieron uno de los juicios por monopolio más importantes de la historia: la demanda por Internet Explorer.

El navegador, hoy objeto de memes y burlas techie en Twitter, Reddit y otros rincones de la web, supo tener una cuota del mercado del 96% y esto lo logró con una estrategia de sofocamiento a Netscape Navigator, que en 1994 parecía invencible.

En junio de 2022, sin embargo, y con una cuota del mercado de menos del 2%, será discontinuado para siempre.

Aquel Bill Gates ganador de la primera de la “Guerra de los navegadores” quedó identificado como un avaro empresario, un comprador compulsivo de sus competidores.

Incluso, quedó inmortalizado en una escena de Los Simpsons, en la que toma el control de “Compumundohipermegared”, el modesto (e incomprensible) emprendimiento de Homero en internet.

“Compumundohipermegared”

El Bill Gates que aparece en los Simpsons no es nada amable.


Esa imagen fue cuidadosamente lavada, sin embargo, con el paso del tiempo: en 2008 el magnate dejó el puesto de CEO de Microsoft para dedicarse de lleno a la fundación “Bill y Melinda Gates”, el imperio de beneficencia más grande de los Estados Unidos.

Devenido una suerte de “diplomático del bien” y una insistente referencia en el tópico coronavirus en la actualidad, Bill donó junto a Melinda más de 50 mil millones de dólares a instituciones de salud y educativas, sorpendiendo este 2021 al mundo con el anuncio del fin de su matrimonio, tras 27 años.

Con una fortuna valuada en 126.6 mil millones de dólares (Forbes), los rumores de infidelidad retrotrajeron al hombre de lentes y flequillo indomable a esa oscura imagen de los 90, justo cuando Microsoft anunció la fecha de defunción de Internet Explorer.

El fin de IE es el fin de una era de la historia de la web.

Y también, en cierta medida, de una parte importante de Bill Gates.

Sigue leyendo