El día que Bill Gates descubrió la web, cómo aplastó a la competencia y por qué 25 años después ya nadie usa Internet Explorer

Bill Gates, cofundador de Microsoft

─Obligar a Microsoft a incluir Netscape en nuestro sistema operativo es como pedirle a Coca Cola que incluya 3 latas de Pepsi en su pack de 6.

Bill Gates fue, durante mucho tiempo, CEO de Microsoft. Con 37 años logró consagrarse en la cima del mundo: durante los 90, la compañía que cofundó junto a su amigo de la infancia Paul Allen fue la primera vendedora de software que logró una facturación anual de más de mil millones de dólares.

Para 1992 la empresa ya valía 4 mil millones y Gates se había convertido por aquel entonces en la segunda persona más rica de los Estados Unidos. Todo esto a cambio de un alto costo.

Su imagen pública quedó asociada a lo peor del capitalismo, el exceso de riqueza, la inequidad y prácticas abusivas de mercado que le valieron uno de los juicios por monopolio más importantes de la historia: la demanda por Internet Explorer.

El navegador, hoy objeto de memes y burlas techie en Twitter, Reddit y otros rincones de la web, supo tener una cuota del mercado del 96% y esto lo logró con una estrategia de sofocamiento a Netscape Navigator, que en 1994 parecía invencible.

En junio de 2022, sin embargo, y con una cuota del mercado de menos del 2%, será discontinuado para siempre.

Aquel Bill Gates ganador de la primera de la “Guerra de los navegadores” quedó identificado como un avaro empresario, un comprador compulsivo de sus competidores.

Incluso, quedó inmortalizado en una escena de Los Simpsons, en la que toma el control de “Compumundohipermegared”, el modesto (e incomprensible) emprendimiento de Homero en internet.

“Compumundohipermegared”

El Bill Gates que aparece en los Simpsons no es nada amable.


Esa imagen fue cuidadosamente lavada, sin embargo, con el paso del tiempo: en 2008 el magnate dejó el puesto de CEO de Microsoft para dedicarse de lleno a la fundación “Bill y Melinda Gates”, el imperio de beneficencia más grande de los Estados Unidos.

Devenido una suerte de “diplomático del bien” y una insistente referencia en el tópico coronavirus en la actualidad, Bill donó junto a Melinda más de 50 mil millones de dólares a instituciones de salud y educativas, sorpendiendo este 2021 al mundo con el anuncio del fin de su matrimonio, tras 27 años.

Con una fortuna valuada en 126.6 mil millones de dólares (Forbes), los rumores de infidelidad retrotrajeron al hombre de lentes y flequillo indomable a esa oscura imagen de los 90, justo cuando Microsoft anunció la fecha de defunción de Internet Explorer.

El fin de IE es el fin de una era de la historia de la web.

Y también, en cierta medida, de una parte importante de Bill Gates.

Sigue leyendo